Factores que influyen en el compostaje

Prepara tu compost

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL COMPOSTAJE

  • Tamaño del material a compostar: mejor entre 1 y 5 cm
  • Relación entre carbono y nitrógeno (C:N)
  • Aireación
  • Humedad: entre un 40 y un 60%
  • Temperatura: entre 35 y 65ºC
Tamaño del material a compostar
  • Un tamaño entre 1 y 5 cm resulta idóneo.
  • La elevada presencia de materiales gruesos ralentiza la descomposición.
  • Si hay muchos, conviene trocearlos. El troceado y la fragmentación previa facilitan el proceso de degradación y descomposición, ya que presenta mayor superficie para ser atacada por los microorganismos.
  • Si los materiales son demasiado finos, la pila se compacta y dificulta el intercambio de aire y agua con el exterior. Lo importante es que se consiga una equilibrada proporción entre materiales finos y gruesos, para que queden suficientes espacios aireados (ej. mezcla de césped y ramas).
Relación Carbono-Nitrógeno
  • Materiales ricos en nitrógeno: Estiércol de aves, Césped, Posos de café, Restos de frutas y verduras.
  • Materiales equilibrados en carbono y nitrógeno: Ortigas, Hojas de árboles frutales y de arbustos, Estiércol de ganado, Ramas finas.
  • Materiales ricos en carbono: Ramas gruesas, Serrín, Papel/cartón, Virutas de madera, Cortezas, Paja, Agujas de pino, Hojas de haya y roble.
Nota:

Los materiales ricos en nitrógeno aceleran el proceso de descomposición, pero aportan poco humus. Los materiales ricos en carbono ralentizan la descomposición, pero a cambio se obtiene abundante humus.

Aireación

Los microorganismos que degradan la materia orgánica para convertirla en compost son aerobios, es decir, necesitan oxígeno. Para que toda la pila de compost esté bien aireada, conviene:

  • Mezclar bien materiales finos y gruesos.
  • Voltear el material cuando la pila esté demasiado compacta o muy húmeda.
Humedad

Sin un mínimo de humedad, la mayor parte de los microorganismos no pueden vivir. El exceso de agua produce encharcamientos e impide que haya aire en la pila. El material se pudre, provocando malos olores. Los niveles óptimos de humedad están entre un 40 y un 60%. Para comprobar si hay suficiente humedad, se puede coger un puñado de compost y apretarlo con la mano. Si al apretarlo se humedece la mano pero no escurre agua entre los dedos, la humedad es óptima.

Nota:

Si hay demasiada humedad conviene añadir materiales secos: paja, ramas finas, corteza, serrín, papel/cartón. Si no hay suficiente humedad se pueden añadir materiales frescos: restos de frutas y verduras, césped recién cortado. Si con esto no es suficiente se puede regar ligeramente la pila.

Temperatura

En el compostaje doméstico, la degradación de la materia orgánica se produce a temperaturas entre 35 y 65 ºC. Es importante mantener la pila en ese rango de temperaturas, porque:

  • A esta temperatura “trabajan” los microorganismos que degradan la materia orgánica.
  • La mayor parte de los organismos patógenos, parásitos y semillas de malas hierbas, se eliminan a elevada temperatura.

Si la temperatura supera los 75ºC, hay que enfriar la pila volteándola para que se airee bien, o regándola. Si la temperatura es muy baja, puede deberse a:

  • Que la pila de compost sea muy pequeña. En ese caso, habrá que añadir más material.
  • Que el material este demasiado seco o falte nitrógeno. En este caso, hay que añadir materiales frescos, ricos en nitrógeno o regar.

Si la temperatura es inferior a 35ºC, los microorganismos “trabajan” más despacio. Nota: Si la temperatura es muy alta, los microorganismos que intervienen en el proceso de compostaje mueren.

  • A partir del 2º o 3º día la temperatura asciende a 50-60ºC.
  • Durante los siguientes 15-20 días se mantiene entre 65 y 75ºC.
  • A partir de las dos o tres semanas, la temperatura disminuye, hasta alcanzar la temperatura ambiente.